¿Cómo transmitir emociones a través del diseño?

Uno de los beneficios más grandes de entender las técnicas de diseño y como estas afectan las emociones, es poder generar un impacto en la forma en que reacciona la audiencia ante un diseño.

Un diseño que utiliza elementos asociados a emociones negativas o positivas puede controlar la reacción del público objetivo.

El color, tipografía y espacio son elementos claves para “diseñar” un sentimiento que represente a una marca es lo que más atrae la atención de los usuarios, y generalmente genera la mejor respuesta.

  1. Color

Los colores pueden tener diversas asociaciones dependiendo del contexto. Por ejemplo, los colores cálidos crean calma y creatividad, pero al mismo tiempo pueden sentirse como caóticos o estresantes, mientras que los colores fríos son elegantes y profesionales, pero pueden sentirse hostiles o agresivos.

Algunas asociaciones positivas de los colores son: Rojo – amor, urgencia, juventud; Amarillo – alegría, felicidad, energía; Naranja – energía, ambición, entusiasmo; Verde – naturaleza, crecimiento, suerte; Azul – paz, confianza, seguridad; Violeta – sabiduría, respeto, riqueza.

Algunas asociaciones negativas son: Rojo – peligro, guerra, fastidio; Naranja – ansiedad, agresividad, nervios; Amarillo – inseguridad, distracción, pánico; Verde – envidia, miedo, desconcierto; Azul – duelo, remordimiento, apatía; Violeta – aburrimiento, odio, disgusto.

Un simple truco para controlar las emociones mediante los colores es añadir el color negro si se quiere asociar a una emoción negativa, o añadir blanco si se quiere una emoción positiva. Esto funciona tanto con las tonalidades como con el contraste.

  1. Tipografía

La tipografía se puede utilizar como un elemento visual importante para transmitir diferencias emociones. Desde un aspecto tan básico como la legibilidad, ya se está formando una emoción. Las letras difíciles de leer, sin importar el contexto, crean una sensación negativa.

Asociaciones positivas: Letras redondas y delgadas, fuentes modernas, fuentes caligráficas en cursiva, lettering amplio, etc.

Asociaciones negativas: Letras en negrita, textos en mayúsculas, fuentes desordenadas, lettering estrecho, etc.

  1. Espacio

El espacio es un elemento crucial en proyectos de diseño que pretenden dar a las usuarios un “break” visual. El uso del espacio ayuda a que haya un flujo entre los elementos que generen un camino visual para el público, diciéndoles que deben leer primero, qué información es importante y hacia donde deben dirigir la mirada.

Los diseñadores usualmente utilizan el espacio para transmitir una emoción general en el diseño. El simple hecho de organizar los elementos dentro de un espacio puede crear orden entre los colores y la tipografía para obtener un sentimiento positivo o uno negativo, e incluso quitar de sentimiento al diseño.

Asociaciones positivas: Espacio abierto, elementos organizados y simétricos, márgenes amplios, contraste de espacio negativo y otros elementos.

Asociaciones negativas: Elementos mal alineados, espacios “rotos” entra párrafos de texto que complican la lectura, elementos mal equilibrados y superposiciones que distraen la vista.

The following two tabs change content below.
Luisa Sciolli

Luisa Sciolli

Diseñadora Gráfica titulada del Instituto Peruano de Arte y Diseño, amante de la moda, el arte, la música y los animales.
Luisa Sciolli

Últimas entradas de Luisa Sciolli (ver todo)

    Artículos Relacionados

    Ver todos los artículos