Educando al revés, la disrupción del “Flipped classroom”

Como profesor y geek, tengo la suerte de poder tener una visión privilegiada de la experiencia que reciben los estudiantes para poder aprender combinando la educación presencial con lo online.

En este reciente artículo me cuestiono el modelo mismo de cómo se imparte la educación en el salón de clase y siguiendo al gran Henry Jenkins considero que la educación “presencial” debería incorporar la educación transmedia. Ya que la capacidad de navegar y producir bienes culturales transmediáticos será fundamental para las empresas del mañana. Es por esto, que debemos formar a los alumnos hoy en base a habilidades que serán claves para el mundo del mañana.

Si la educación es el factor comprobado, aceptado y reconocido por todos como el factor clave que determina qué países progresan y cuáles no, me cuestiono… ¿Porqué seguimos dictando clases como se dictaban hace 2300 años? ¿Todo ha evolucionado menos nuestra forma de enseñar?

He seguido curioseando al respecto y gracias a la recomendación de mi gran amiga Inés Temple (qué es tan knowmad o más que yo) me recomendó leer el libro del periodista Andrés Oppenheimer, “Crear o morir, la esperanza de Latinoamérica y las 5 claves de la Innovación” donde entre otra serie de fascinantes temas descubrí el modelo del Flipped classroom que me parece simplemente fascinante y muchísimo más acorde con los tiempos que vivimos hoy en la Revolución Digital que está gestándose dentro de la Cuarta Revolución Industrial.

Educación Transmedia 

El principio es simple pero brillante: ¿Qué pasa si los alumnos estudian en clase y van a hacer las tareas al colegio? Lo que tenemos que aceptar es que nunca antes en la historia los jóvenes han tenido acceso a tanta información como lo tienen ahora. Claro, siempre habrá quienes cuestionan que en internet, hay contenidos peligrosos, vulgares o inapropiados. Eso es absolutamente cierto, pero como lo comentaba en mi artículo anterior, debemos permitir que los jóvenes aprendan a discernir, a seleccionar y validar la información como la confiabilidad de sus fuentes y veracidad de la información.

Siguiendo con las ideas de Henry Jenkins que afirma que estas habilidades serán fundamentales para los profesionales de las próximas décadas. A estas habilidades para buscar, identificar, discernir y valorar información de múltiples fuentes para transformarla en conocimiento la llamaremos “Educación Transmedia” (vuelvan al artículo anterior, ahí lo explico en detalle).

Educando al revés

En el modelo tradicional, el profesor es el eje central de todo el proceso de aprendizaje, él guía la clase y es la principal fuente de conocimiento. Es natural y casi orgánico pensar que estamos yendo a clase a ”aprender del profesor”. Pero cuando llegamos al siglo XXI, donde no hay forma que un profesor no solo domine al 100% su tema, sino que cualquiera sea este, todo está cambiando tan rápido que es muy probable que lo que esté enseñando ya sea obsoleto o al menos un poco pasado de moda. Este modelo no integra una premisa obvia pero de la cuál los líderes de la educación no parecen darse cuenta: los alumnos saben navegar y acceder a información mucho mejor en la web que los educadores, saben buscar, discernir lo malo de lo bueno y hasta lo verdadero de lo falso mucho más rápida y eficientemente que sus profesores. Es entonces que se produce el efecto Sandbox o caja de arena; donde el ritmo, la velocidad y la calidad del aprendizaje se ven ralentizados por una experiencia en el salón que no logra adaptarse a los retos que le plantea la Cuarta Revolución Industrial.

El modelo de Flipped classroom propone que el alumno estudie en casa, accediendo a materiales multimedia de modo que cada alumno pueda avanzar a su propio ritmo y en el ambiente más cómodo para él. El contenido combina lo multimedia (donde hay más control sobre el contenido) con lo online (que es más libre y caótico) y es aquí donde la fusión con lo transmediático como disciplina o técnica educativa cobra mucho más sentido para las escuelas del siglo XXI.

Para este fin los alumnos se reúnen en torno a grupos de discusión online, monitoreados y facilitados por el tutor (profesor) y donde el maestro deja de ser el profesor sabelotodo del que todos estamos acostumbrados a aprender, para transformarse en un mentor y un facilitador del aprendizaje que coadyuve a que el conocimiento fluya de forma libre desde el sistema nervioso digital del planeta hacia los alumnos, permitiendo que se generen discusiones enriquecedoras e intercambio de ideas y puntos de vista que solo enriquecerán más la experiencia de aprendizaje, incluso para el profesor.

Como profesor de postgrado, esa es la experiencia que me fascinaría se integre en las escuelas y universidades del país.

 

Pablo Bermúdez

CEO | Hashtag

Twitter: @pablober | @hashtagpe
Facebook: http://fb.com/hashtagPE
LinkedIn: http://pe.linkedin.com/in/pablobermudezmogni
Website: http://www.hashtag.pe
Blog: http://www.pablobermudez.com/

The following two tabs change content below.
Pablo Bermúdez
Pablo Bermúdez es CEO de Hashtag, una de las principales agencias de marketing digital en el Perú. Cuenta con 25 años de experiencia desarrollando soluciones web para importantes empresas y entidades públicas. Es Director Comercial de Resultics Perú y Profesor de Marketing Digital en la Universidad Peruana de Ciencias (UPC)

Artículos Relacionados

Ver todos los artículos